Posts Tagged ‘Peces-Barba’

Peces-Barba asegura que los padres no son los principales educadores de sus hijos, sino el Estado

Pocos días después de conocer las alegaciones del Abogado del Estado en uno de los recursos de los padres objetores a Educación para la Ciudadanía ante el Tribunal Constitucional, que marcaban claramente el carácter prevalente del Estado sobre los ciudadanos, es ahora Gregorio Peces-Barba, uno de los principales inspiradores y defensores de la Educación para la Ciudadanía en España [...]

Share

Peces-Barba: totalitarismo a la carta

El pasado 28 de agosto Gregorio Peces-Barba se despachaba a gusto en El País contra el PP y la Iglesia (esta no es la noticia, claro) acusándoles, a su modo (irritado y prepotente), de ejercitar y promover el incumplimiento de la legalidad. Nótese que, a lo largo del artículo, Peces-Barba no recrimina tanto las consecuencias [...]

Share

Zapatero se cargó el Pacto Educativo

Estaba cantado. ZP no iba a consentir que se abriera ni un resquicio a la libertad educativa. Por eso no dejó de sorprendernos el talante y las manifestaciones de su tercer ministro de educación que afirmaba comprender y respetar la postura de los padres objetores y, por ende, reconocer toda una serie de libertades en [...]

Share

Totalitarismo para la Ciudadanía

Yo, por aquí, no paso. Hace dos años empezaron a recortarnos libertades individuales imponiendo su Educación para la Ciudadanía. Y algunos objetamos en conciencia. Porque nos parecía -porque lo es- una ley injusta. Pero el gobierno y sus tribunales no reconocen el derecho de objeción a sus leyes. Después llegó la píldora del día después. [...]

Share

EpC y violaciones: la pataleta de la Fundación Cives

Pues resulta que, del Ministro abajo, todos los españoles estamos dándole vueltas a las últimas violaciones entre menores. A sus causas y consecuencias. Y, claro, muchos han cuestionado -empezando por el Ministro- qué clase de valores hemos transmitido a nuestra sociedad. En este debate sobre los valores ha entrado en juego, como no podía ser [...]

Share