10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía 10topicos

Estos falsos tópicos sobre Educación para la Ciudadanía están escritos a lo largo de varias semanas como respuesta a las acusaciones más frecuentes que se nos formulan a los padres objetores.

Pretenden desmontar esos tópicos mediante argumentos sencillos y breves. No buscan la profundidad, sino llegar al lector.

Han ido enriqueciéndose con el debate suscitado entre los lectores mediante sus comentarios y críticas al pie de cada tópico -debate que he omitido en el documento-. Es mi pequeña contribución a clarificar un debate que está costando grandes sacrificios a muchas personas. A ellas va dedicado.

Finalmente, el autor agradecerá cuantas sugerencias y críticas tenga a bien realizar quien lea estas páginas, que para eso se publican.

Este documento y sus contenidos puede difundirse citando su fuente: Diario de un padre objetor [http://www.padreobjetor.com]

> Descargar el documento (PDF 380 kb)

Los tópicos y sus comentarios:

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (1)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (2)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (3)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (4)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (5)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (6)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (7)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (8)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (9)

10 (falsos) Tópicos sobre Educación para la Ciudadanía (10)

Share
Enviar por mail esta página Enviar por mail esta página
Imprimir esta página Imprimir esta página 7 Comentarios »

7 comentarios

  1. Bernardo García Merino

    Gracias por el “REGALAZO”. Sí, quisiera hacer alguna puntualización.
    Entre otras cosas, también hago y preparo temarios para oposiciones, y mi especialidad es la Constitución. Lo cual me vale para “acorralar” a los/as profesores, Directores, Jefe de Estudios y algún que otro padre “listillo”. Y si a eso le añades un poco de retruécanos, gramática parda y sintaxis (expresarme en oraciones pasivas), me ayudan mucho para hacer una batería de puntos donde pienso que flaquean y ahí es donde hinco el diente.
    No soy ningún maquiavelo, pero sí es verdad que me lo he tomado tan en serio que, en los claustros cuando hablo sobre el tema se me hace un silencio de forma respetuosa, son buenos compañeros, que si no fuera por las presiones de arriba, lo teníamos chupado.
    Ahora busco un frente nuevo: la parte política. El otro día estuve con la delegada territorial del Ministerio y rápido la capté que era mas una comisaria política, que una experta. No la oculté ni mis ideas ni mis propósitos, pero sí pareció sentirse a gusto con la conversación.
    No es mi idea ir de quijote, pero o te implicas o esta vida no vale para nada.
    Si creo que hay mucho político, que luego lleva a sus hijos a colegios donde no es obligatorio el estudio de EpC.
    Un cordial saludo.

  2. Alberto de Scals

    Muchas gracias por este regalo. Formo parte de VAEL (Valencia Educa en Libertad) que lleva un año moviendo el tema de la objeción en Valencia. y me alegra saber de gente que defiendo lo mismo que nosotros.

    Un abrazo y mucho ánimo

  3. Alberto,
    gracias a vosotros y a todos los padres valientes que sacáis tiempo y ganas de donde no las hay.

  4. ANGEL MARTINEZ TORTOSA

    Me alegra saber gente que está luchando en solitario porque este gobierno no cambie la educacion de las futuras generaciones
    Un abrazo Angel

  5. Ángel,
    somos decenas de miles de “solitarios”. Por eso, y porque está en juego la libertad, vamos a ganar.

  6. Sonia Giménez

    Hola a todos: Me he metido en esta página para ver otros puntos de vista, distintos del mio.Debo decir que no soy ni política, ni tengo una editorial ni intereses personales dinerarios. Sí soy una madre “preocupada” por su hija. Hace ya algún tiempo cayó en mis manos un libro que recomiendo a todos porque estoy convencida que rompería muchos malentendidos.Yo en aquel momento ni sabía que existía una asignatura llamada EpC. La lectura de ese libro me hizo pensar literalmente: “esto debería enseñarse a nuestros pequeños”. Porque me pareció que transmitia simplemente la necesidad de crear una sociedad donde en la esfera pública hubiera una manera de hacer donde el respeto a la diferencia fuese un derecho, y donde en la esfera privada cada cual transmitiera según sus creencias, libremente. Hemos de tener claro que una cosa es lo que nos gustaría que fuese la realidad, y otra lo que hay en la calle, queramos o no. Se trata de que nuestros hijos lleguen al máximo de sus capacidades y sepan ser personas respetuosas con todo el mundo. No hay nada más detrás. Precisamente su autor creo que es cristiano , pero entiende que no todo el mundo tiene sus mismos pensamientos en lo íntimo. Una cosa es lo público, otra lo privado. Pienso que nuestros hijos deben de tener criterio propio , siempre pensando en el bien de los demás. El libro es Aprender a convivir de J.A.Marina. Una maravilla. Léanlo sin prejuicios y luego tal vez opinen diferente. Un abrazo.
    Sonia

  7. ciudadano crítico

    Habrá que ver, Bernardo, oh rétor clásico, si el silencio no es de vergüenza ajena o de resignación ante otro pelmazo quiebraquilos opuesto al sistema métrico decimal u otro talibán cristiano de los que niegan la evolución y creen que Dios hizo el mundo en seis días, librando uno.

Escribir un comentario